Tradiciones que se remontan a muchos años en el tiempo

Un paso muy importante

Una boda es un paso importante y un día especial para toda pareja, buscan compartir el momento con la familia y los amigos, y que mejor lugar para la celebración que en fincas para bodas en Madrid, rodeado de la naturaleza y con espacio para todos.

Pero hoy el tema que os traemos es sobre las tradiciones que giran en torno a una boda, varían dependiendo del lugar de España en donde nos encontremos. Otras costumbres vienen por la familia, las heredamos de nuestros antepasados.

Tradiciones más conocidas

La más conocida es intercambiar alianza y llevarla en el dedo anular de la mano derecha, representando el compromiso de la pareja. También es costumbre en las bodas españolas que el novio entregue 13 monedas conocidas como arras, antes simbolizaban el mantenimiento económico por parte del novio.

Pero los tiempos cambian y actualmente el cambio se produce mutuamente representando la salud y economía que compartirán como casados.

Al salir de la boda, la tradición cambia dependiendo del lugar, hay donde se hace mucho ruido y tiran petardos, otra actividad muy común es lanzar arroz para que no falte de comer y tengan hijos o también se lanzan pétalos de flores.

Herencias de otras culturas

Una costumbre extranjera que hemos heredado es la de lucir algo azul, algo prestado y algo viejo, en ciertos lugares se añade algo nuevo. El azul representa la fidelidad, para tener una matrimonio duradero, lo prestado es símbolo de amistad, y lo viejo para no olvidar el pasado y tenerlo presente.

Otra tradición es cuando la novia lanza el ramo entre amigas y familiares, según se cuenta quien reciba el ramo será la próxima en casarse. Es un símbolo en el que la novia comparte una parte de su felicidad y suerte.

Después de la boda, los novios emprenden una luna de miel, un viaje para rematar la celebración de su matrimonio. La creencia popular dice que los teutones celebraban sus bodas bajo la luz de la luna y en los días sucesivos a la boda bebían ciertos licores de miel para reponer las fuerzas.

Desde el medioevo una tradición muy dulce

Por otra parte, la tarta de varios pisos es una tradición con origen medieval, cuando se entregaban dulces a los invitados, los dulces se apilaban unos encima de otros para bendecirlos, cortarlos y luego repartirlos.

Una tradición más desconocida es la de presentar 12 huevos a las hermanas de Santa Clara, como petición para que luzca el sol durante la boda.

Si buscas fincas para bodas en Madrid descubre Jardín El Botero!