Momentos inolvidables para compartir

Nuestra experiencia / David y Ana –

Hace un año y medio tuvo lugar el día más importante de mi vida, pues tras 5 años de relación con David, nos casábamos en un precioso jardín en presencia de nuestra familia y amigos más cercanos.

Mi mayor miedo para ese gran día, es que no estuviera todo como esperábamos o que nuestros invitados no estuvieran cómodos. Por ello, lo primero que busqué fue un bonito lugar donde celebrasen banquetes de boda.

Tras una búsqueda de varias semanas encontré Jardín el Botero, ellos son expertos en la organización de banquetes de boda.

Naturaleza en estado puro

Algo que me gustó mucho desde el primer momento es que tenían un jardín precioso, en cuanto lo vi ya empecé a imaginarme el gran día.

Tras una detallada explicación del equipo de Jardín el Botero, supimos que podíamos confiar en estos expertos en banquetes de boda para la organización del nuestro.

La verdad que el compromiso del equipo fue enorme desde el primer día y estaban a disposición de nuestras dudas, deseos y hasta de nuestros antojos para el gran día.

El día perfecto

Nosotros queríamos mimar a nuestros invitados en agradecimiento a todo el cariño que nos han demostrado tanto a las buenas como a las malas, por ello elegimos una fecha donde pensábamos que haría un día soleado y con las temperaturas no muy elevadas, y lo mejor de todo es que así fue.

Gracias a ello, pudimos celebrar nuestra boda en el exterior con una decoración muy bonita que pudimos elegir.

Fue una ceremonia donde no faltaron los buenos vinos, una gran selección de canapés, mariscos, carne a la leña y una selección de postres que hizo a más de un invitado romper el protocolo y chuparse los dedos.

Bailando, bailando y bailando

Contratamos una barra libre para mostrar a nuestros invitados que eso del baile no se nos da nada mal, y como no, sacar más de una carcajada con los movimientos de cadera de David.

Recuerdo aquel día con una gran sonrisa porque todo salió mucho mejor de lo que nos esperábamos, muchas gracias al equipo de Jardín el Botero!

100% recomendado